Ferrero Mexico

Codigo de conducta comercial

 
El Grupo Ferrero exige lo siguiente a sus proveedores, socios comerciales,
agentes, contratistas, distribuidores, minoristas y empleados:
 que compartan los principios Ferrero;
 que actúen conforme a los elevados, y no negociables, estándares de
Ferrero.
Los principios de Ferrero son: lealtad y confianza, respeto y
responsabilidad, integridad y moderación y pasión por la investigación y la
innovación.
Nos identificamos con el lema: “TRABAJAR, CREAR, DONAR”.
Estos mismos principios son los que rigen la Fundación Ferrero, las
Empresas Sociales Ferrero y todo el Grupo Ferrero.
“El auténtico patrimonio de nuestro Grupo se basa exclusivamente en
dichos valores” (véase la carta de Pietro y Giovanni Ferrero del primer informe
de RSC, junio de 2009).
En la página web corporativa puede consultarse el texto completo de los
principios de Ferrero (www.ferrero.com).
El presente Código de Conducta Comercial es de aplicación en las relaciones
Business to business, de conformidad con el Código Ético Ferrero, igualmente
disponible en la página web www.ferrero.com.
El presente Código cumple los Principios de Buenas Prácticas
Empresariales de la AIM (Asociación de las Industrias de Marca,
www.aim.be).
El Grupo Ferrero ha adoptado una estrategia de Responsabilidad Social
Corporativa (RSC) en consonancia con la definición europea de RSC:
“The responsibility of enterprises for their impacts on society”
(Comunicación dela Comisión al Parlamento Europeo, al Consejo, al Comité
Económico y Social y al Comité de las Regiones, de 25 de octubre de 2011,
COM(2011) 681 final)
En lo que se refiere a la compra de materias primas, equipos, bienes
diversos, incluyendo embalajes y servicios, elegimos a nuestros socios
comerciales en función de lo siguiente:
 criterios de calidad y seguridad;
 principios éticos, sociales y medioambientales;
 análisis coste-beneficio.
Defendemos la libre competencia en cada proceso de compra de conformidad con el presente Código de Conducta Comercial y con el Código
Ético Ferrero.
LA ESTRUCTURA DEL CÓDIGO
El presente Código se basa en cinco prioridades:
1) EXCELENCIA EN LA CALIDAD Y SEGURIDAD DE LOS PRODUCTOS
La excelencia en la calidad de los productos Ferrero y su seguridad
constituyen nuestro principal objetivo.
Desde siempre, la calidad y la seguridad alimentaria de los productos Ferrero
son constantemente controladas y optimizadas, y son objeto de una innovación
continuada gracias a las importantes inversiones en investigación y desarrollo y
al constante perfeccionamiento del sistema industrial.
El producto nace como una especialidad que puede llegar a convertirse en un
producto de gran consumo, gracias a la USP (Unique Selling Proposition), la
familiaridad y la confianza del consumidor.
Para obtener la máxima satisfacción de los consumidores, es preciso que las
actividades de mejora e innovación estén presentes y se apliquen a todo el
sector, de la cuidada selección de las materias primas a los procesos de
producción, del embalaje a la distribución, del punto de venta al consumo final.
Todos los socios que mantienen relaciones comerciales con el Grupo Ferrero
tienen la obligación de respetar el presente Código.
En cuanto a la compra de materias primas, equipos, bienes diversos,
incluyendo embalajes y servicios, elegimos a nuestros socios comerciales
en función de lo siguiente: criterios de calidad y seguridad, principios
éticos, sociales y medioambientales y análisis de coste-beneficio.
Defendemos la libre competencia en cada proceso de adquisición de
conformidad con el presente Código de Conducta Comercial y con el Código
Ético Ferrero.
Estrategia Ferrero respecto a los Organismos Genéticamente Modificados
(OGM)
En Europa, aún hoy, la mayoría de consumidores se sigue sorprendiendo ante la
presencia de OGM en los productos de consumo cotidiano. El Grupo Ferrero,
siempre atento a las exigencias de los consumidores, se obliga a mejorar para
no utilizar OGM de forma intencionada en su cadena de producción, y exige a
sus proveedores y socios comerciales que le faciliten, hasta donde llegue su
conocimiento, toda la información relativa a la presencia de OGM.
2) COMPROMISO CON LA PROTECCIÓN DE LOS DERECHOS HUMANOS
Garantizamos la total protección de los derechos humanos y respetamos la
Declaración Universal de los Derechos Humanos y la Convención sobre los
Derechos de la Infancia de las Naciones Unidas, así como las
convenciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y de la
Organización Mundial de la Salud.
El compromiso de respeto de los derechos humanos y nuestros principios
de empresa constituyen las bases de la estrategia empresarial de nuestra
actividad cotidiana.
Nuestro compromiso se materializa en:
 el respeto de nuestro Código Ético;
 la aplicación del presente Código de Conducta Comercial por parte
de todos nuestros socios y a lo largo de toda la cadena;
 nuestro compromiso con la responsabilidad social corporativa,
incluidas las políticas aplicadas a nivel internacional en todos los
sectores relacionados (véase la página web www.ferrero.com).
El Grupo Ferrero exige a sus propios proveedores, socios comerciales,
agentes, contratistas, distribuidores y vendedores que se comprometan a
respetar los derechos humanos y garantizar la ausencia de discriminaciones,
abusos o acosos por razón de raza, sexo, edad, origen, etnia, capacidades
físicas o diferencias religiosas, políticas, sociales y culturales. En especial, el
Grupo Ferrero exige la protección de los derechos de las mujeres embarazadas.
El Grupo Ferrero requiere que todos los socios de la cadena de valor se
comprometan fuertemente a favor de la erradicación del trabajo infantil, a
partir de las peores formas, para la erradicación de todas las formas de
esclavitud, de la trata de seres humanos, de trabajos forzados u
obligatorios, y del trabajo realizado por reclusos.
Las Convenciones de la OIT presentan las bases para la legislación nacional
sobre el establecimiento de una edad mínima para trabajar. Dicha edad no debe
ser inferior a la edad necesaria para finalizar la escuela obligatoria y, por tanto,
no debe ser inferior a 15 años. En aquellos países donde las estructuras
económicas y de formación no están totalmente desarrolladas, la edad mínima
puede ser de 14 años. Pueden hacerse excepciones a partir de los 12 o 13
años para “trabajo ligero”. La edad mínima para la realización de trabajos
peligrosos, es decir, aquellos que pueden poner en peligro la salud, la seguridad
o la integridad del niño debido a su naturaleza o por la circunstancias de su
desarrollo, es de 18 años en todos los países.
Ferrero apoya cualquier acción que permita elevar la edad mínima a los 15
años.
Nuestros contratos incluyen una cláusula estándar en la que se estipula que
todos los bienes adquiridos por nuestros proveedores deben haber sido
obtenidos y fabricados en el total respeto de la legislación vigente, las
regulaciones correspondientes y las disposiciones locales, así como de
conformidad con todo lo estipulado por los convenios internacionales. En su
caso, Ferrero acepta el apoyo de sus socios comerciales en la lucha contra el
trabajo de menores mediante la colaboración de las autoridades locales
competentes.
3) PROTECCIÓN DEL MEDIOAMBIENTE Y SOSTENIBILIDAD
El Grupo Ferrero exige a sus proveedores, socios comerciales, agentes,
contratistas, distribuidores y vendedores que respeten el medioambiente y
garanticen el cumplimiento de las leyes y las regulaciones vigentes a nivel
internacional en los países productores y receptores.
El Grupo Ferrero exige a todas las partes implicadas en su cadena de
producción, siempre que ello sea posible, que adopten y respeten:
 el principio de precaución;
 el análisis del ciclo de vida del producto, embalajes y residuos incluidos;
 las medidas para reducir las emisiones;
 las estrategias de ahorro energético y, en la medida de lo posible, la
utilización de fuentes de energía renovable;
 las disposiciones relativas a una cadena logística respetuosa con el
medioambiente;
 los programas de ahorro de agua.
Dichas partes deberán aportar pruebas para demostrar su aplicación.
El Grupo Ferrero anima asimismo a participar en investigaciones y proyectos
de innovación tecnológica dentro de los sectores anteriormente mencionados,
en colaboración con universidades, centros de investigación y otras empresas
privadas, con el fi n de desarrollar sistemas experimentales que den con las
mejores soluciones aplicables a toda la cadena.
El Grupo Ferrero exige especialmente a sus proveedores y agricultores que se
comprometan de forma conjunta a:
 apoyar el desarrollo agrícola y rural;
 aplicar buenas prácticas agrícolas, tales como: “la aplicación de todos los
conocimientos disponibles para emplear los recursos naturales de forma
sostenible en la producción de alimentos sanos y seguros y de productos
agrícolas no alimentarios, siendo respetuosos con el ser humano para
garantizar la productividad económica y la estabilidad social” (FAO,
Buenas Prácticas Agrícolas, junio de 2002);
 garantizar el abastecimiento sostenible de las materias primas;
favorecer la protección de los animales y el respeto de su bienestar,
teniendo en cuenta que “los animales son seres sensibles” (Directiva
europea 86/609). Con respecto al suministro de las materias primas del
Grupo Ferrero, dicho principio será especialmente vigente en el caso de
las gallinas y las vacas.
4) ENTORNO LABORAL
 Salud y seguridad
El Grupo Ferrero exige que se garantice a los empleados, en todo el sector, un
entorno laboral sano y seguro, aplicando los controles y los procedimientos de
seguridad necesarios, las políticas de mantenimiento preventivo y el uso de los
equipos de protección. En la misma medida, nos comprometemos a aplicar
medidas de prevención de accidentes, incidentes y enfermedades relacionados
con el puesto de trabajo.
 Libertad de asociación y derecho de contratación colectiva
El Grupo Ferrero recomienda a sus socios de todo el sector garantizar el
derecho de los empleados a formar parte o no de sindicatos, sin temor a
posibles repercusiones, incluso en el caso de que esté prohibido por ley o por
disposiciones gubernamentales.
 Salarios, benefi cios y horarios laborales
Nuestros socios comerciales de todo el mundo deben garantizar a sus
trabajadores el pleno respeto de la legislación vigente en cuanto a número de
horas y días trabajados, salario mínimo, pagas extras y máximo de jornadas
laborales. En caso de no contar con ninguna referencia de salario mínimo a
escala nacional, éste podrá determinarse en función del estipulado por
empresas locales similares y de conformidad con las normas internacionales
reconocidas por el Grupo Ferrero.
 Responsabilidades familiares
El Grupo Ferrero anima a sus socios a respetar la responsabilidad familiar de
sus empleados garantizando horarios laborales razonables, permisos especiales,
servicios de guardería y otras formas de asistencia que permitan al empleado,
en su caso, alcanzar un equilibrio entre vida privada y vida profesional.
5) INTEGRIDAD COMERCIAL
El Grupo Ferrero exige a sus socios que eviten comportamientos comerciales
inadecuados y/o favores personales no pertinentes.
El Grupo Ferrero no admite comportamientos que ofrezca, prometa, busca o
conceda cualquier ventaja indebida pecuniaria o de otra índole con la intención
de sobornar, en forma directa o indirecta, a trabajadores públicos y / o a
funcionarios, ni a ningún miembro de sus familias, y / o a su socios comerciales.
Ferrero no admite compensaciones económicas a los partidos políticos y / o a
los candidatos a empleo publico.
El Grupo Ferrero y sus socios comerciales deben abstenerse de toda actividad
que genere un conflicto de intereses.
El Grupo Ferrero es partidario, en su caso, de firmar contratos indefinidos con
el fin de garantizar una entrada económica más estable a los agricultores.
En lo que se refi ere más concretamente a dichos agricultores y proveedores, el
Grupo Ferrero:
 proporciona, en caso necesario y/o posible, formación y asistencia para
garantizar una mejor calidad de los productos agrícolas;
 mantiene una política de precios transparente ofreciendo a los
agricultores un precio de referencia para las materias primas, dejándoles
la libertad de decidir a quién quieren vender sus productos;
 prioriza la calidad y anima a los agricultores a alcanzar y mantener
estándares cualitativos elevados.
PRINCIPIOS QUE SOSTIENEN LAS RELACIONES COMERCIALES
INDEPENDENCIA
El principio de independencia implica que los socios comerciales reconozcan su
condición de entidades económicas independientes y que respeten el derecho
mutuo de defi nir su propia estrategia y su política de gestión, en términos de
producción, distribución, venta, marketing y fi nanzas, incluida la libertad de
decidir de forma independiente si suscribir o no un acuerdo.
ESTRICTO CUMPLIMIENTO DEL DERECHO DE LA COMPETENCIA
El Grupo Ferrero se obliga a respetar todas las leyes relativas a la competencia
y al antimonopolio vigentes en cada país. Todos sus socios comerciales actúan
respetando estrictamente las leyes vigentes sobre la competencia.
COMERCIO JUSTO
El principio de comercio justo implica que los socios de toda la cadena actúen de
buena fe, respetando los principios de reciprocidad y de maximización del valor,
evitando la creación de condiciones injustas, la obstaculización del comercio y la
asunción de riesgos y costes excesivos por parte del resto de socios del sector,
con un respeto mutuo hacia los derechos de las marcas, los nombres
comerciales y las patentes, y de la propiedad intelectual.
PRINCIPIOS ADICIONALES APLICABLES A LOS ACUERDOS
COMERCIALES RECIPROCIDAD
El principio de reciprocidad estipula que cada socio comercial debe contribuir a
la relación comercial, con beneficios para ambas partes. La reciprocidad deber
ser la base de todos los acuerdos entre socios comerciales.
MAXIMIZACIÓN DEL VALOR DE LOS CONSUMIDORES
Este principio implica que los socios comerciales deben trabajar de forma
conjunta para ofrecer al consumidor un mayor valor añadido. Asimismo, todos
los actores deben contribuir a la eficiencia del sector y a optimizar el uso de los
recursos.
ACUERDOS ESCRITOS
Las condiciones de todos los acuerdos entre socios comerciales deben
especificarse por escrito, sin distinciones entre acuerdos formales e informales.
En cualquier caso, los acuerdos escritos deben incluir todos los puntos
acordados: de las condiciones generales de venta a las condiciones pactadas
respecto a la distribución, la promoción o el marketing, las actividades conjuntas,
la revisión del acuerdo y los procedimientos de rescisión o suspensión del
acuerdo comercial. Todos los acuerdos escritos deben efectuarse de
conformidad con la legislación vigente y debe constar la firma de todas las
partes.
AUDITORÍA Y RESCISIÓN DEL ACUERDO
El Grupo Ferrero se reserva el derecho de verificar la conformidad de los
proveedores respecto al presente Código. El Grupo Ferrero no está obligado a
establecer relaciones comerciales con proveedores que no acepten las
condiciones del presente Código.
En caso de que el Grupo Ferrero tenga conocimiento de una acción o condición
que no sea conforme con el presente Código, el Grupo solicitará que se adopten
las medidas correctivas necesarias, reservándose el derecho a rescindir el
acuerdo.
INSPECCIONES
El Grupo Ferrero se reserva el derecho a proceder, sin previo aviso, a la
realización de inspecciones a los proveedores; en este sentido, podrá revisar
sus prácticas comerciales, su documentación, sus emplazamientos, así como
mantener entrevistas confidenciales con los trabajadores.
A su vez, cada proveedor debe nombrar a un responsable que supervisará las
sedes de aquellos contratistas dedicados a la producción de Ferrero.
En caso de disconformidad, el Grupo Ferrero solicitará que se adopten las
medidas correctivas necesarias, reservándose el derecho a rescindir cualquier
acuerdo.
El Grupo Ferrero recurrirá a terceros a efectos de la evaluación del presente
Código.
Enero 2012
Ferrero Mexico