POLITICAS DE COMUNICACION

POLÍTICAS DE COMUNICACIÓN

 
En el mundo industrializado, la evolución hacia estilos de vida siempre más sedentarios, por motivos personales o de medioambiente, ha causado un creciente aumento de problemáticas sanitarias relacionadas en parte, directa o indirectamente, también al exceso de alimentación.

Hemos, por lo tanto, evaluado con atención los efectos que tienen nuestros productos en el metabolismo, consumidos con moderación.

Los resultados de los estudios clínicos realizados con el rigor previsto por los reglamentos, respaldan el equilibrio de las grasas, de los azúcares e incluso en lo que respecta a la saciedad ofrecido por nuestros productos.

Los fenómenos de sobrepeso y su rápido crecimiento incluso en edad infantil nos han impulsado a involucrarnos activamente en el sostenimiento, en muchos de los países en los que operamos, de programas de educación alimentaria (EPODE, patrocinado junto con la Dirección General de Salud y Defensa del Consumidor de la Comisión Europea), así como también de iniciativas que prevén una educación para diferenciar un mensaje publicitario de un programa (Media Smart).

Además, Ferrero se ha comprometido activamente con la promoción de una publicidad responsable y respetuosa de los códigos de autodisciplina reconocidos por la ICC (International Chamber of Commerce).

Compromiso de Ferrero en cuestión de publicidad, click aquí >

A partir del 1 de enero de 2012, el Grupo Ferrero aplica los principios correspondientes en temas de publicidad y marketing, cuyo texto completo puede consultarse clicando aquí >
POLITICAS DE COMUNICACION